1_BERSERKER

Allí, al filo del abismo, rodeado de cientos de soldados, por primera vez  una sonrisa irónica floreció mi rostro.

-Por matar a un rey obtengo toda la atención? Que cruel es el mundo, pufff jajajajaja…jajajajaja

No podia contenerme, la locura lleno mi corazon, la razon huyo de mi, ya no quedaba nada más que un cascaron de ira, dolor, pena y un irracional deseo de asesinar a todos los que están aquí.

-Vengan a mí, maldita sea, vengan, les mostrare el infierno antes de que me maten, me los llevare a todos!

Los soldados corrieron, sus lanzas atravesaron mi cuerpo, sus flechas hirieron mis piernas, pero aun así no caí, solo seguí riéndome como si fuera lo más cómico del mundo, el dolor simplemente no existía, solo ellos y yo, tome una de las flechas de mis piernas como si no fuera nada y perfore con ella la cabeza del soldado más cercano, mientras caía tome su espada y comencé a matarlos, no existía mas, los soldados seguían cayendo, pero otros tomaban su lugar, uno, dos, tres…quince..30, yo solo los masacraba.

-Es un monstruo, ahhhh….

-Vamos no se detengan, es solo un hombre.

-Acaso estas ciego las armas no están funcionando, el ya ha matado más de cincuenta de nosotros, ve tu si quieres morir.

 

El castillo estaba en caos, no había nadie protegiendo en sus murallas, no habían luces, solo gritos, todos los soldados del castillo estaban subiendo a la torre del rey, una  gran conmoción se escuchaba en lo alto de la misma, eran gemidos de terror de aquellos que llegaban.

-Señor Elios, que bueno que llego, tenemos un problema.

El soldado estaba demacrado, su piel tenía un tono enfermizo.

Elios- Que es lo que ocurre, que pasa en la torre del rey?

Soldado.-Es..Es el maestro, yo no sé qué fue lo que ocurrió pero él….el mato al rey!

A pesar de haber escuchado no podia entender el significado…no, no era que no entendía no podia aceptarlo, ni siquiera era posible.

Elios-Que has dicho? Dime maldición, repítelo!!!

Lo tome del cuello y lo levante sobre el suelo, el soldado estaba aterrado.

soldado-El..Maestro Gabriel….a….a asesinado al rey.

Mi mente se quedo en blanco, Gabriel qué? no, esto tenía que ser un error….como podia ser, no sé en qué momento solté al soldado pero estaba tirando en el piso agarrándose el cuello.

Soldado- Mi señor…Mi señor Elios necesitamos ayuda, no podemos con él,  el nos está matando a todos, no podemos contenerle, ni siquiera podemos escapar una vez que entramos en la torre….

Elios-Por supuesto que no pueden detenerlo, es el dios del campo de batalla, como demonios podrían ustedes vencerlo? Es que eres estúpido? Llévame allí….ahora maldición!!!

soldado-si!!!

Rápidamente se levanto y comenzó a guiarme a la torre, a medida que avanzábamos teníamos que abrirnos paso a través de los soldados que habían llegado, poco a poco llegue al pie de la escalera, ninguno de los soldados se atrevía a entrar.

Elios-Esperen hasta mi llamado…..si no vuelvo dentro de 10 minutos cierren la torre.

los hombres se miraron unos a otros preguntándose que hacer pero al final el miedo gano  y todos asintieron.

Al ver el interior de la escalera entendí por que todos estaban aterrados y fuera de la torre, todo el camino hacia arriba era un mar de cadáveres, las paredes están manchadas de sangre y tenía grandes tajadas que solo podían pertenecer a una persona.

comencé a subir por ella sintiéndome inquieto, había un silencio antinatural, en el ambiente se sentía la tención y la expectación, al llegar a la puerta solo podia ver un campo de batalla, cuerpos por doquier, al menos doscientos de ellos, unos encima de otros, cabezas y brazos desperdigados, la muerte en la gran habitación del rey, mi mirada no podia despegarse de tal masacre y destrucción, entonces lo vi, el estaba sentado contra una pared en el otro extremo del cuarto, una espada atravesaba uno de sus brazos e incontables heridas despedían y a su lado el rey, o lo que quedaba.

Elios-….Gabriel…que has hecho?

Una vez que volví en mi ya era muy tarde, no quedaba nadie, todos habían muerto, sentado en el muro, sintiéndome tan cansado, no quedaba ninguna emoción, no sentía ira, dolor o arrepentimiento, solo paz, mi mente estaba en paz, yo solo podia entender que fui el responsable de tal carnicería, no recordaba nada, solo cuando estuve en el muro mi conciencia volvió, el rey había hecho algo imperdonable  y pago con su vida pero yo pague con la mía, entendía mi propia situación, no tenía mucho más tiempo.

Elios-….Gabriel…que has hecho?

Allí, en la puerta se encontraba mi hermano, su rostro mostraba el error al mirar la escena, me gustaría despedirme de él, si mi cuerpo lo permite…

Gabriel-Elios….lo siento,  yo tenía que…..el …. El hizo algo imperdonable, mi familia…

Cuando dije esas palabras el recuerdo volvió y fue la única herida que podia sentir, brutal e implacable.

Gabriel- El…mato mi Lya y…..mi hija, Elios…mi hija…..El muy cerdo….

Mis lágrimas no dejaban de caer, cualquiera que haya sufrido una pérdida de esta forma  puede entenderlo.

Elios-Gabriel….yo…disculpa por no haber estado Gabriel, yo tenía que haber estado, lo siento.

Elios se arrodillo a mi lado y comenzó a llorar y maldecir a la escoria del antiguo gobernante.

Gabriel-Elios….tengo algo que pedirte…mi hija…ella está con Teors, en casa de Reiya….Elios..cui..da…la.

Elios-Gabriel…..maldito sea, no me dejes solo, Gabriel!!!!! despierta…Gabriel, por favor, hermano no me dejes..por favor.

Mientras estaba al lado de mi hermano un soldado se acerco, era el subordinado de Gabriel, Teors

Teors-Ese maldito, que rey tan despreciable…..

Elios-cuéntame que sucedió.

Teors se sentó en el lado opuesto a mí mientras comenzaba a explicar.

Teors-El rey nos había enviado a combatir los Eliz, la tribu hostil del norte, nos dijo que estaban atacando las caravanas mercantes y  obedecimos……a medio camino de nuestro destino nos atacaron soldados del castillo intentando acabar con nosotros, era una emboscada, pero logramos salir con vida, tomamos a uno de ellos con vida y lo interrogamos, al parecer el rey quería deshacerse de nosotros, el mando a realizar esta emboscada, Gabriel había enfurecido, volvimos al reino a pedir explicaciones y si fuera necesario irnos a otro país, pero no esperábamos……Los soldados del castillo al vernos corrieron hacia nosotros, creímos que era para atacarnos pero fue para avisarnos, el rey había tomado de esclavos a la familia de Gabriel, ellos nos dijeron que estaban en el calabozo, corrimos hacia allá…..entonces….entonces vimos, el vio….su esposa estaba muerta, tenía un corte en la garganta y…..a  solo unos metros estaba el repugnante cerdo encima de su hija, ella estaba con la mirada ida, las lagrimas brotaban pero ella no gritaba ni respondía, Gabriel corrió hasta allí y lanzo al rey contra el muro, Elios…jamás había visto tal brutalidad,  Milena estaba casi muerta, tenia los brazos y piernas rotas….heridas por todo el cuerpo y…….maldita sea, el desgraciado la estaba violando, Gabriel estaba en shock….entonces el rey  corrió hacia la salida mientras llamaba a los guardias…..El grito de el trajo a Gabriel a la realidad…..me pidió que la llevara a mi casa…..vi sus ojos Elios, el era la muerte encarnada…..se dio la vuelta y fue tras el rey.

Elios-………..Yo debí haber estado aquí……Yo debí…Lo siento hermano.

El llanto se escucho en todo el castillo, todo el mundo supo que todo había terminado, y aunque los soldados que no habían dicho la verdad en pos de salvarse serian destituidos.

El reino lloro la perdida, no la del Cerdo Rey sino la del Maestro Gabriel quien había salvado el reino en incontables ocasiones.